LA ESCUELA MADRILEÑA DE SALUD, CONTIGO

¿Qué es la Escuela Madrileña de Salud?
La Escuela Madrileña de Salud es un espacio y un tiempo para que las personas aprendan a cuidar de su vida, de su salud y de su bienestar. Nuestra propuesta de valor es educar para ganar salud. El beneficio para ti es que puedes venir gratis a las actividades, talleres, cursos, encuentros, jornadas que te ofrecemos. Queremos contribuir a que puedas llenar la vida de años y los años de vida.
Como nos inspiró Jesús Morente, queremos que la escuela sea como la plaza, el ágora, el foro. El lugar donde nos encontramos, donde hablamos, donde participamos, donde nos reunimos, donde hay conexión y encuentro. En este caso, para la salud.




Es una escuela, sin embargo, no todas las aulas tienen cuatro paredes. Sus aulas estarán allí donde haya personas con deseos de aprender y ganar salud. La escuela la forman las personas que participan en ella: ciudadanos y profesionales. Es un espacio y un tiempo para aprender juntos, desde un modelo de sanidad participativa. Todos nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso aprendemos siempre, nos decía Paolo Freire. Todos somos bienvenidos, todos somos importantes.
Nuestras mochilas tienen libros de entusiasmo, energía, emoción, equipo, todos con E de Escuela. Nuestro libro de palabras es grande y hermoso, porque educar es más que un verbo: es crear, cuidar, orientar, acompañar, aprender, investigar fomentar, experimentar, inspirar, motivar, crecer, transmitir, emocionar, ayudar.
Todas las actividades son gratuitas para los asistentes. Nuestros maestros, nuestros profesores, generosa y solidariamente, ponen su conocimiento a disposición de los alumnos. Ponen lo mejor de sí. Todos necesitamos palabras de maestros para crecer: “creo en ti, puedes hacerlo, has sido capaz de hacerlo, cada día eres mejor”. La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo.


¿Qué hacemos en Escuela Madrileña de Salud?
Ofertamos actividades, cursos, encuentros, jornadas y talleres gratuitos dirigidos a los ciudadanos, a los pacientes, a las personas que cuidan y a los profesionales, que impulsarán la capacidad de las personas de cuidar de su salud, de su bienestar y de su vida. También se promueve la alfabetización sanitaria o cultura de salud, proporcionando a la ciudadanía información básica sanitaria actualizada, contrastada y veraz que pretende servir de apoyo para la toma de decisiones dirigidas a promover y mantener una buena salud.
La Escuela Madrileña de Salud, como organización social, es mucho más que un edificio, un mobiliario y un currículo. Es, sobre todo, un espacio y un tiempo de aprendizaje compartido, de relaciones e interacciones entre personas. Se trabajará en alianza con las asociaciones de ciudadanos y/o pacientes, estableciendo relaciones mutuamente beneficiosas y trazando sinergias en la acción educativa en salud. Las asociaciones de ciudadanos y pacientes estarán presentes en el diseño, difusión, implantación, desarrollo y evaluación de las actividades de educación para la salud que se realicen en la Escuela Madrileña de Salud.
El proceso de enseñanza/aprendizaje y la planificación de actividades se tejen sobre las necesidades y expectativas de los ciudadanos/pacientes a través de sus asociaciones. Según su solicitud y necesidad, se diseñarán las actividades ajustadas a esta demanda/necesidad.
Las líneas temáticas que se abordan en la escuela son:
*      Actividades destinadas a incrementar las habilidades para la vida.
*      Actividades dirigidas a las personas/familiares que cuidan de enfermos (escuela de cuidadoras- cuidadores).
*      Actividades para promover una vida saludable y mejorar la alfabetización en salud.
*      Encuentros con las asociaciones de pacientes y asociaciones vecinales para explorar qué necesidades educativas tienen y cómo podemos dar respuesta desde la escuela (Encuentros de salud llamados “Construyendo la propuesta de valor”).
*      Actividades para las personas que tienen enfermedades crónicas (“Vivir con enfermedades crónicas”).
*      Actividades para mejorar las habilidades pedagógicas de los profesionales.
Tenemos una línea temática dedicada a actividades de divulgación, humanización y arte y salud. Realizamos cine fórum en los hospitales, espacios de silencio y de meditación, danzaterapia, celebramos los días mundiales, entre otras actividades.


¿Cómo informarse e inscribirse en las actividades?
Aquellas personas interesadas en participar en las actividades de la Escuela Madrileña de Salud pueden consultar el calendario de actividades en la página web www.madrid.org/escueladesalud/ e inscribirse en el correo escuela@salud.madrid.org o llamar al teléfono 91 4269625/91 4269898.

El lema que nos acompaña es “llenar la vida de años y los años de vida”, sin duda, una meta retadora e ilusionante.
Para finalizar, compartir las palabras que nos impulsan a construir la escuela y mejorarla cada día: COMPROMISO, CONEXIÓN, APRENDER, COMPARTIR, ENTUSIASMO, ENERGÍA, DEDICACIÓN, VIDA, SIGNIFICADO, EXPERIENCIA,….porque la educación encierra un tesoro.

Juana Mateos Rodilla. Técnico de apoyo de la Subdirección General de Humanización de la Asistencia Sanitaria (coordina la Escuela Madrileña de Salud)
Viceconsejería de Humanización de la Asistencia sanitaria. Consejería de Sanidad. Comunidad de Madrid


LA SALUD PÚBLICA, COMPAÑERA INCONDICIONAL DE LA SALUD COMUNITARIA

La Salud Pública es el conjunto de actividades organizadas por la sociedad para prevenir la enfermedad y promover la salud de la población. Se trata de una de las materias con mayor transversalidad en el ámbito de las ciencias de la salud, donde confluyen diversas disciplinas científicas. Dada su intensa vocación social, se erige como un pilar esencial de la Salud Comunitaria, cuyos límites de actuación se extienden a múltiples sectores, abarcando un campo profesional extenso y complejo.
Las intervenciones en salud comunitaria han de abordarse desde la concepción social de la salud pública, teniendo en cuenta los determinantes sociales de la salud y la enfermedad, tanto a nivel macro como micro. La participación de la propia comunidad y de otros sectores es fundamental para tomar decisiones consensuadas y responsables en relación con la salud individual y colectiva.

Las aportaciones de la salud pública para el desarrollo de la Salud Comunitaria se pueden resumir en los siguientes puntos:
  • Conocer la epidemiologia de la salud y la enfermedad, así como de los principales factores socioculturales, discursos, creencias, costumbres y hábitos de vida de la comunidad asociados a las mismas.
  • Contribuir a la mejora de la planificación sanitaria y a la reorientación de servicios sanitarios hacia la comunidad.
  • Promover el trabajo coordinado entre las instituciones y los sectores sociales más relacionados con la promoción de la salud, y de forma muy especial con los servicios de Atención primaria y la Administración Local.
  • Colaborar en la revisión y realización de propuestas de actualización del marco legislativo relacionado con la promoción de la salud y con los estilos de vida saludables y sus factores de riesgo.
  • Contribuir a la introducción del enfoque integrado de género, equidad e interculturalidad, en los programas y actividades de promoción de la salud y salud comunitaria.
  • Potenciar la capacidad de intervención de los profesionales de la salud y sus instituciones en promoción y educación para la salud individual, grupal y comunitaria, mediante la formación y el asesoramiento técnico de los mismos.
  • Poner a disposición del conjunto de la sociedad, mediante una adecuada metodología pedagógica activa, toda la información que posibilite el desarrollo de unas actitudes y hábitos más saludables.
  • Contribuir al desarrollo y consolidación de una red regional de grupos y asociaciones ciudadanas relacionadas con la salud.
  • Llevar a cabo evaluaciones sistemáticas de las intervenciones y programas de promoción de la salud poblacional.

Para que tales líneas de trabajo puedan ser adecuadamente ejercidas y alcanzar sus objetivos, la Salud Pública debe dotarse de un modelo organizativo con los servicios y recursos necesarios para llevar a cabo las actividades que se requieran, según las necesidades de la población.

Las actuales estructuras de salud pública y comunitaria existentes en la Comunidad de Madrid, sus planes de trabajo y marcos legislativos de referencia están lejos de alcanzar el nivel adecuado a la complejidad y necesidades de una comunidad de más de seis millones de habitantes.


Desde la Asociación Madrileña de Salud Pública AMASAP consideramos que es fundamental seguir trabajando para avanzar en una oferta de intervenciones comunitarias que aborden las necesidades de la población en el marco de los determinantes sociales de la salud, teniendo como objetivo la disminución de las desigualdades en salud. La salud pública en la Comunidad de Madrid, para cumplir el principio de transversalidad de "la salud en todas las políticas", requiere de una mayor dotación de recursos y un compromiso político claro, mediante el reconocimiento de su importancia a nivel orgánico.
El anuncio reciente de la próxima elaboración de una Ley de Salud Pública de la Comunidad de Madrid en la Asamblea de Madrid, constituye una oportunidad histórica para el presente y futuro de la Salud Pública y la Promoción de Salud, que no podemos desaprovechar, por el bien de la salud de la población madrileña.


 AMASAP Asociación Madrileña de Salud Pública


BIENVENIDO SEA ESTE FORO DE SALUD COMUNITARIA DE MADRID PARA PENSAR ALGUNOS ENCUENTROS NECESARIOS


Los médicos y médicas de familia atendemos en nuestras consultas diarias en los Centros de Salud lo que las personas que nos visitan nos llevan allí. Muchos de sus malestares tienen relación con enfermedades, crónicas o agudas. Pero no sólo nos llega eso. También muchas de las demandas que recibimos y el sufrimiento humano al que asistimos, tiene que ver con otro tipo de malestar, que hunde sus raíces en el modo de vida, en las condiciones sociales. Y éstas,  afectan a su salud. Además, es importante no olvidar el contexto en que se producen las enfermedades: en qué situación laboral, familiar, de vivienda, de red de apoyo, de precariedad económica… pues todo ello va a influir en el modo de atención que necesitan.Los Centros de Salud están insertos en el medio social, y sin embargo es frecuente que estemos aislados o de espaldas a su realidad. Los profesionales de salud, particularmente los médicos, no hemos aprendido a leer esa realidad social y sus efectos en las personas concretas… con la misma soltura que lo hacemos con el diagnostico de las enfermedades o con la elección de un tratamiento farmacológico.

 Las aportaciones de la enfermería a la salud comunitaria


La enfermería es una disciplina científica sometida al rigor de la formación académica universitaria, por lo que cuenta con la necesaria capacidad de pensamiento crítico para desarrollar su labor profesional específica de forma autónoma.

Según la OMS: “La misión de la Enfermería en la sociedad es ayudar a los individuos, familias y grupos a determinar y conseguir su potencial físico, mental y social, realizándolo dentro del contexto en que viven y trabajan”.

Los profesionales de Enfermería formamos parte de los Equipos de Atención Primaria (EAP) desde que en 1984 se inició la reforma de la Atención Primaria (A.P.) (R.D. 137/84). La profesión de Enfermería en Atención Primaria se desarrolló siguiendo la complejidad de la sociedad y la aparición de distintas necesidades. A partir del desarrollo de la especialidad de enfermería familiar y comunitaria se establecen las competencias específicas que se requieren en este ámbito de intervención.

 Se definen como áreas específicas de actuación: los cuidados directos; la promoción, prevención, rehabilitación y reinserción social; la atención domiciliaria; y otras actividades propias dirigidas al autocuidado.